Sáb. Mar 2nd, 2024

El Joventut accederá a las semifinales de la Liga ACB después de haber golpeado este martes por la vía rápida al Baskonia. “Han sido mejores, no hemos encontrado respuestas”, reconocía Joan Peñarroya, técnico del conjunto vitoriano para ultimar el último partido de una temporada que había acabado dando mucho peso a los de un equipo que partía, en principio, como un favorito El Juvenil llegó en el primer escenario, el de Vitoria, y tuvo un partido muy inteligente en el segundo, con Kyle Guy como nuevo protagonista. Mientras el espíritu badalones flaqueaba, el escolta de Indiana aparece para sacar a su equipo del bajón.

El Joventut subió con el mismo ánimo que en Vitoria, aunque se encontró con un Baskonia de mejor disposición, y así equilibró más el partido que en la primera invitación, en la que la Penya se movió a su vez. Pero Kyle Guy siguió, al menos al principio, dando muchos problemas a los defensores victorianos. No le podian parar; anotó los tres primeros tripletes y el banquillo baskonista se preocupó por pensar que podía repetir lo que estaba pasando en el primer partido.

Aceptó el reto de Markus Howard, ajustó su defensa sobre la bolsa de Verdina y se sumó a la triple fiesta de los lanzamientos, pero estuvo cargado de fallas en su intento de neutralizar la amenaza de su rival. Con alternancias en la luz, la sensación que daba el joven era que su determinación se iba imponiendo poco a poco. El Baskonia enhebraba rachas de aciertos de vez en cuando, ma los echaba abajo el equipo badalonés con una impecable concentración, que se tradujo en que no concedió ninguna perdida en la primera parte y anotó sei treble en los primeros veinte minutos, cuando su media por partido tiene la barrera en dígito hexadecimal. Sin embargo, si bien el rendimiento en el lanzamiento externo fue similar, debajo de los aros, los locales dominaron sin oposición.

El Joventut jugaba con algo más, incluso en un brillante inicio de la segunda parte, un 7-0 de delante de nuevo all’equipo vasco. Pero en otra ocasión Penya reaccionó bien; El nuevo Guy vio al equipo en el espacio, cuando ya flaqueaba Bradzianski, que había hecho una exhibición disconforme. El hombre de la serie le recomendó a Howard que se uniera a su cuarta parte sin poder detenerla. El duelo entre los dos transcurrió con la claridad del veredicto hasta que el baskonista se sintió enviado a la contra con el quinto bastón.

Sin su mejor tirador, con Thompson visiblemente cansado, el Joventut subió al último cuarto con las pilas llenas después de que Guy pegara un triple sobre la bocina, desde su casa, en el último instante del tercer set. El arreón puso en evidencia al Baskonia al que la temporada les ha acabado haciendo ancha. Impotente ante un equipo muy motivado, no pudo, por mucho que lo intentó, forzar el tercer partido. El Joventut sigue, los vitorianos, de vacaciones.

Puedes seguir EL PAÍS Deportes en Facebookchirridoo apuntarte aqui para recibir nuestro boletín semanal.