Lun. May 20th, 2024
La concursante Tamara, en el centro, en el programa ‘Masterchef’,

“¡Feliz domingo! ¿Cómo estáis? Hoy tengo una invitada especial, tengo a Tamara”. El chef Jordi Cruz y la exconcursante de MasterChef Tamara han intentado, con un vídeo en Instagram publicado este mediodía, cerrar la polémica que durante los últimos días ha rodeado al concurso culinario de RTVE. El modo en la que el programa trató la salida voluntaria de la concursante y la forma en la que el presentador Jordi Cruz trató a Tamara tras la confesión de esta de que no se sentía bien mentalmente desataron una polémica que ha ganado viralidad en los últimos días, al punto en que la ministra de Sanidad ha llegado a pronunciarse sobre el programa.

“Por cosas del azar, hemos podido contactar con ella y ha surgido la posibilidad hoy de aparecer aquí”, cuenta Cruz en la red social, en la que junto a Tamara avisan de que quieren aclarar “todo lo que ha estado pasando esta semana”. “Creo que todo el mundo ha dado su opinión en los medios y se ha tergiversado todo un poco todo”, añade Tamara.

Entre risas, ambos reconocen que ha sido “una semana dura”, y Tamara incide en su salud mental: “Es algo muy delicado. Y yo estoy fantástica”, cuenta. “Me pongo muy intenso, es verdad”, reconoce Cruz. “En el momento en el que entré a vivir la experiencia, me di cuenta de que había cosas que no me gustaban”, aclara la concursante, que trabaja como consultora financiera. “Se han dado opiniones con una alegría pasmosa y, en muchos casos, sin haber visto el programa”, cuenta Cruz, y Tamara recalca se encuentra “bien, no tengo problemas de salud mental”.

En MasterChef, hablamos de superación, de velocidad, de evolución, de actitudes, de querer mejorar, de querer superarte. No estamos ahí para herir ni para atacar a nadie. Además, estamos haciendo televisión”, se justifica el presentador del concurso. “Cuando no estamos grabando, nos hemos reído mucho. Pero cuando enchufamos la cámara, pues toca ponerse más serio. Disculpadme. Sí, he metido la pata y lo puedo hacer mejor. Es verdad”, admite el chef.

La viralidad de la polémica hizo que varias figuras públicas se posicionaran. Entre ellas, la ministra de Sanidad, Mónica García, que en la red social X escribió que “priorizar el bienestar emocional sobre los ritmos de vida frenéticos no es egoísmo, sino una decisión valiente”. “Nuestro compromiso con la salud mental implica abordar las causas que hacen que la vida duela. No queremos una sociedad dopada con cafeína y ansiolíticos”, apuntó la ministra.