Dom. Jul 21st, 2024

Microsoft sube su apuesta por la inteligencia artificial, la tecnología que la ha llevado a situarse como la empresa más valiosa del mundo en parte gracias a su alianza con OpenAI. El consejero delegado de la compañía, Satya Nadella, ha anunciado este martes un fichaje de relumbrón. La compañía incorpora a su equipo a Mustafa Suleyman, uno de los fundadores de Deep Mind, propiedad de Google, que en la actualidad era el jefe de Inflection, otra compañía de inteligencia artificial cofundada por él.

“Debemos asegurarnos de que tenemos la capacidad de innovar con audacia”, asegura Nadella en el comunicado en el que ha anunciado el fichaje, que da lugar a una reorganización del grupo, que ha calificado de “emocionante e importante”. “Conozco a Mustafa desde hace varios años y le admiro mucho como fundador de DeepMind e Inflection, y como visionario, creador de productos y de equipos pioneros que persiguen misiones audaces”, ha añadido.

El experto en inteligencia artificial se une a Microsoft junto a Karén Simonyan, cofundador y científico jefe de Inflection. Con su llegada, la compañía crea una nueva organización llamada Microsoft AI, centrada en el avance de su herramienta de inteligencia artificial Copilot y de sus otros productos de consumo e investigación de dicha tecnología. Suleyman será vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Microsoft AI, y se une al equipo de alta dirección del grupo, reportando directamente a Nadella. Simonyan se incorpora como Jefe Científico, dependiente de Suleyman.

Varios miembros del equipo de Inflection también han decidido unirse a Suleyman y Karén en Microsoft. Entre ellos se encuentran algunos de los principales ingenieros, investigadores y constructores de inteligencia artificial del mundo, según la empresa. “Han diseñado, dirigido, lanzado y participado como coautores en muchas de las contribuciones más importantes para el avance de la IA en los últimos cinco años. Estoy encantado de que aporten sus conocimientos, talento y experiencia a nuestra investigación y creación de productos de IA para el consumidor”, dice Nadella en su nota.

Inflection, una start up de inteligencia artificial fundada hace dos años y que ya había alcanzado una valoración de unos 4.000 millones de dólares, diseñó un asistente llamado Pi para imitar la comprensión humana de las emociones e interactuar con los usuarios de forma cercana, pero no había logrado encontrar un modelo de negocio eficaz.

El jefe de Microsoft sostiene que su innovación en IA seguirá basándose en la alianza estratégica de la empresa con OpenAI, la compañía dirigida por Sam Altman en la que el gigante tecnológico es accionista de referencia y en cuyo consejo está como observador. Nadella sostiene que los nuevos fichajes servirán para reforzar esa alianza. OpenAI se encarga de los modelos de base y Microsoft desarrollará productos sobre ellos.

Los actuales directivos y los equipos del asistente Copilot, del buscador Bing, del navegador Edge y del área de inteligencia artificial generativa, Mikhail Parakhin y Misha Bilenko, pasarán a depender de Suleyman. Nadella ha renovado los principales productos de Micrososft en torno a la tecnología de inteligencia artificial de OpenAI. Bajo la marca Copilot, Microsoft ha integrado un asistente de IA en productos como Windows, el software Office para empresas y consumidores, Bing y herramientas de seguridad.

“Queremos asegurarnos de que en esta próxima oleada Microsoft pueda crear productos realmente increíbles para el consumidor”, declaró Suleyman en una entrevista con Bloomberg. “Felicitamos a Mustafa y Karén por sus nuevas funciones y esperamos trabajar con ellos”, dijo un portavoz de OpenAI en un comunicado recogido por dicha agencia. “Nuestra asociación con Microsoft se basa en el aprovechamiento de la infraestructura de supercomputación Azure construida para OpenAI para potenciar nuestra investigación y entrenar nuestros modelos de próxima generación, una parte fundamental de nuestra misión. También continuaremos desarrollando productos de IA útiles como ChatGPT destinados a distribuir ampliamente los beneficios de la IA e impulsar la innovación en toda la industria para todos”, añade.

Kevin Scott continúa como jefe tecnológico y vicepresidente ejecutivo de inteligencia artificial. Seguirá siendo responsable de la estrategia de inteligencia artificial, incluyendo todas las decisiones de arquitectura de sistemas, asociaciones y alianzas entre empresas. “Kevin fue la primera persona en la que me apoyé para ayudarnos a gestionar nuestra transformación en una empresa que da prioridad a la IA y seguiré apoyándome en él para garantizar que nuestra estrategia e iniciativas de IA sean coherentes en todo Microsoft”, afirma Nadella. Rajesh Jha continúa como vicepresidente ejecutivo de Experiencias y Dispositivos y seguirá construyendo Copilot para Microsoft 365, en colaboración con Suleyman y su equipo.

“Hemos estado operando con velocidad e intensidad y esta infusión de nuevos talentos nos permitirá acelerar nuestro ritmo una vez más. Tenemos una oportunidad real de construir una tecnología que antes se creía imposible y que está a la altura de nuestra misión de garantizar que los beneficios de la IA lleguen a todas las personas y organizaciones del planeta, de forma segura y responsable”, concluye Nadella.

Con Deep Mind, Google fue pionero en la inteligencia artificial. Sin embargo, se había quedado atrás en la carrera de la IA generativa, donde Micrososft había sacado partido de su alianza con OpenAI. En febrero, Google lanzó Gemini, su respuesta a ChatGPT de OpenAI, aunque algunos fallos eclipsaron su lanzamiento. Google está en conversaciones para conceder la licencia de Gemini a Apple para nuevas funciones del iPhone previstas para finales de este año, según informó Bloomberg esta semana. Un acuerdo con Apple reforzaría la relación de ambas empresas en torno a las búsquedas y dificultaría los progresos de Microsoft en los teléfonos inteligentes.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.