Dom. Jul 21st, 2024

06/04/2023, 17:11

CEST


Arabia Saudí, su inversión exponencial y la geopolítica del deporte

El país sigue su estrategia para ganar notoriedad de cara a ser una de las posibles organizaciones del Mundial 2030, y también de Leo Messi

Primero fue el del portugués Cristiano Ronaldo y ahora el del frances Karim Benzema. Arabia Saudita ha decidido hacer uno importante apuesta por llevar a jugar al país a algunos de los futbolistas más populares del planeta como parte de la Estrategia para ganar notoriedad de cara a ser una de las posibles organizaciones mundiales del año 2030.

Benzema, el jugador con más títulos de la historia del Real Madrid, será la próxima leyenda del fútbol europeo que acabe en Arabia Saudita. Según informaron a EFE fuentes del club, durante la semana le transmitió una oferta irrechazable y su deseo de aceptarla. Sigue los pasos de Cristiano Ronaldo con una Liga que ha construido una base de jugadores que ha tenido su historia en la última década.

Como si se tratara de una carrera de relevos, los saudíes reconocieron los orígenes del presente año, casos de forma inmediata, el testigo que mandó el vecino Catar a organizar la ciudad en 2022dando el golpe de efecto del expediente de Cristiano por el Al-Nassr.

Y hay disposiciones para levantar su músculo económico, moldeado a base de petróleo, para imponerse al resto de los rivales, las candidaturas conjuntas de España, Portugal y Marruecos y Uruguay, Argentina, Paraguay y Chile.

«Arabia Saudí ha dado cuenta del gran potencial que tiene el fútbol como industria. Y no sólo por un tema económico, que no lo requiere, sino por una selección de exposiciones de marca país a nivel internacional. Si ha demostrado que la estrategia que inició Catar hace una década le ha dado uno de los réditos más relevantes en cuanto a exposición internacional, Arabia Saudí no quiere quedarse atrás. Básicamente es una estrategia de diplomacia deportiva», explica a Efe Javier Sobrino, exdirector de innovación y estrategia del FC Barcelona.

«Vivimos en un mundo donde las marcas país cada vez son más relevantes. Los países, las ciudades y las regiones compiten entre ellos por temas de turismo, de inversión, de proyección internacional… y no tiene una habilidad parecida al fútbol. Es un idioma universal, el deporte más práctico, una herramienta que se usa bien para llegar a cualquier parte del mundo”, añade Javier Sobrino, ahora socio director de Aser Ventures, una plataforma de inversión deportiva.

“Si quieres ser y ser creíble en el mundo del fútbol, ​​solo tienes que organizar eventos y también formar parte de la industria. Lo hizo Catar con la compra del PSG en París. La Premier es muy atractiva para mucha gente a nivel internacional. nivel, sobre todo en mercados como Oriente Medio y Asia Tener una propiedad relevante se supone que forma parte de un club bastante exclusivo, si quieres ser percibido como alguien relevante en esta industria tienes que serlo» subraya el consultor.

Por el momento no tiene confirmación oficial por parte del país asiático pero se tiene la sensación de que se trata de reunir socios, incluso en otros continentes, con el objetivo de enganchar a la meta en esta edición o a finales de 2034. Y para eso forzaron la movida.

Además, es importante importar a su liga a las estrellas que han brillado durante los últimos años en el balompié europeo con el objetivo de convertirlas en prescriptores, ofreciéndoles un escenario lego de la presidencia en lo que ha perdido los últimos años. años de su sector deportivo, los Tentacles se extienden a la organización de competiciones.

en este sentimiento Arabia Saudita no ha puesto techo a sus ambiciones y poco a poco ha ido logrando pequeños hitos. Se celebró fuera de la Supercopa de Italia del país transalpino y se decidió hacerlo propio con los españoles, cambiando también el formato en este último caso para dar camarotes a cuatro equipos. El siguiente paso, confirmado, será aceptado en el Mundial de Clubes de diciembre.

Los eventos de fútbol están un paso por delante de las mejores competiciones del mundo, por lo que compites en un Gran Premio de Fórmula 1 o en el Rally Dakar. Aunque parezca imposible, tenderá a vivir en un ambiente desértico los Juegos Asiáticos de Invierno de 2029. .

Nadie duda que, ligado a este punto, llegarán a ser atractivos y convincentes a los ojos de los demás. Entre las ventas de esta corriente, destaca las demás la puerta que abre al mundo para «suavizar» la imagen de una nación un tanto numerosa crítica en el panorama internacional, que se trata de mostrarse abierta dentro de las limitaciones que son dadas por sus ojos y disfraces.

Además supone una intención de afianzar su hegemonía como principal potencia en Oriente Medio y potenciar la práctica deportiva entre los saudíes. Todo responde a un plan aparentemente mediocre, con importantes retrocesos en disciplinas muy populares como el golf (circuito LIV Golf) y mercados futbolísticos potentes como la Premier League inglesa.

Allí cuenta con el Newcastle, junto al que tiene levanto y que jugará la Liga de Campeones la próxima campaña. La sensación es que la estructura no caerá de la noche a la mañana como podría pasar años después cuando China despegó con el fútbol, ​​destinando una importante cantidad de dinero a incorporar figuras destacadas y tratar a clubes que vivieron mejores tiempos. En este caso, la gran dependencia de un sector tan inestable como el inmobiliario y la irrupción de la pandemia hizo que diluyera su sol para ofrecer a sus ciudadanos un gran acontecimiento futbolístico y acompañarlo de la conquista del mismo a base de dar solidaridad a lo cantará.