Lun. Jun 17th, 2024

07/01/2023 a las 18:14

CEST


El exazulgrana se dio un baño de masas en su dispedida del Vissel Kobe, que le brindó una bonita ceremonia para que pudiera decir ‘adiós’ a su afición

“Siempre trató de dar el máximo dentro y fuera del campo. Espero que todos sintáis el mismo orgullo que he oído hablar de este equipo”, señaló el manchego

Andrés Iniesta disputó este sábado el último partido con el Vissel Kobe, el último en el fútbol japonés, donde se celebró un despachado acto en su honor en el que aseguró que creció en Japón «como jugador y como persona».

El centrocampista de 39 años posó visiblemente emocionado en el estadio con poca luzentre motas titilantes de luz en las gradis, en el acto organizado en el Estadio Noevir del Vissel, en el oeste del archipiélgo, mientras que en las vallas publicitarias electronic del fence podía leerse el texto «INIESTA KO8E FOREVER».

Entre los momentos culminantes del evento de verano sobre la oratoria, en el que todas las palabras de agradecimiento a la afición y la ciudad que lo acogieron en los últimos cinco años, desde su perfil en 2018.

“Llevamos como un tesoro preciado la ternura y el respeto que mostramos desde el primer día que llegamos aquí”Digo el jugador, que calificó su etapa en Japón como un viaje «hermoso y emocionante», según una transcripción de su discurso publicada por la revista deportiva Nikkan Sports.

«Siento que creció como jugador y como persona de donde vino»añadió Iniesta, una evolución que, dijo, fue posible gracias a sus compañeros, al cuerpo técnico, los aficionados y la liga japonesa: «Gracias a todos ustedes pudo seguir creciendo».

Cuando Iniesta fichó por el Vissel Kobe que entre sus metas estaba hacer más grande al club, un objetivo que, dijo este sábado, «feel que pudo cumplir».

“Siempre traté de dar el máximo dentro y fuera del campo. Espero que todos sientan el mismo orgullo que yo escuché de este equipo”prosiguió el futbolista, que contó con las dificultades que le habían surgido en los últimos meses.

Iniesta formó parte del medio titular del Vissel por primera vez esta temporada liguera, ya que apareció en cuatro de sus 19 partidos, acumulando 95 minutos sobre el césped. De estos, 57 correspondieron a este último encuentro, que terminó en un partido 1-1 contra el Consadole Sapporo.

Las lesiones que sufrió el centrocampista a partir de 2021 y el cambio de táctica en el equipo fueron mermando sus apariciones, algunas de las cuales le impactan para seguir jugando en activo.

«Quiero retirarme jugando en el campo y voy a dar el siguiente paso»Dijo Iniesta, quien no ha revelado por el momento cuál será su próximo destino tras el Vissel Kobe nipón.

El exjugador del FC Barcelona, ​​que no jugaba con Kobe desde el amistoso disputado con este equipo en Tokio el pasado 6 de junio, recibió varios regalos postales de la mano, entre otros, del dueño del club, Hiroshi Mikitani, quien le trajo una katana.

A Iniesta le acompañan su mujer y sus cinco hijos en un momento dadoque poseron junto a él ante las camaras.

«No olvidaremos tu magia en el campo, las batallas que peleamos juntos, el amor que le has mostrado a esta ciudad. Arigato. 8 racias eternas»rodó un vídeo conmemorativo colgado en las redes sociales del Vissel Kobe al final del partido, haciendo un juego de palabras con el 8 de la columna vertebral y la G mayúscula.