Sáb. Mar 2nd, 2024
La Plata

12/06/2023, 01:32

CEST


Rodríguez ganó un juego caótico en el área para marcar el gol decisivo

Italia no pudo desplegar su juego e hizo demasiadas faltas

Uruguay este domingo se consagró como el nuevo campeón del mundo sub-20 ganó por 1-0 en la final a Italia con mucho de Luciano Rodríguez cuando faltaban cuatro minutos para la conclusión del partido.

La tercera fue la vencida: Tras caer en el último partido de Malasia 1997 y de Turquía 2013, la Celeste tuvo un encuentro en el que domino de principio a fin y se presentó con el título ante más de 30.000 compatriotas que se dieron cita en el Estadio Único Diego Armando Maradona.

En lancha, en avión y en auto, hubo kilómetros que cruzaron el Río de la Plata para ser parte de la fiesta.

Y cuando todos cantan sin salir de cada una de las gradas, Rodríguez aprobó un despiste jugado dentro del área para llevarse el balón y decretar el lote que se dio a los de Marcelo Broli.

Uruguay dominó la primera parte de principio a fin. El grip alto, el juego lateral y el buen manejo del balón en el centro del campo hicieron que la Celeste se llevara los 45 minutos iniciales.

Italia no pudo desplegar su fútbol y en muchos momentos interrumpió el juego con fallos. Hecho en la primera parte acumuló diez contra cinco sudamericanos.

Luciano Rodríguez fue la gran figura y el jugador que más veces estuvo sobre el terreno. Número 19 volvió tras cumplir dos fechas de suspensión y cumplió en todos los partidos con el goleador Gabriele Guarino, que fue el primero en la tarjeta amarilla.

Marcaje y asistencia desde el centro del campo Fabricio Díaz también se fue en un equipo que quiso mostrar una defensa muy firme, enmarcado por Sebastián Boselli.

Dos disparos del capitán acercaron a la Celeste a la portería Defensor de Sebastiano Desplanches, que a los 22 disparó con una impresionante atajada ante un cabezazo de Anderson Duarte.

El hombre joven Simone Pafundi generó las dos opciones más clarasSin embargo, ninguno de los dos pus en apuros al arquero Randall Rodríguez, quien recibió goles en solo uno de los partidos.

La segunda parte comenzaba de la misma forma que acababa la primera: con Uruguay generando las más claras y rival Italia alejado de la portería. En los 30 minutos del segundo tiempo, Celeste generó 12 situaciones de gol ante una sola de sus rivales.

Sin embargo, en los minutos finales la Celeste perdió el poder e Italia lanzó un ataque con el centrocampista Tommaso Baldanzi como abandonado.

Pero en solo unos minutos para la final, tras una jugada despistó dentro del área, Rodríguez empujó el balón ante la mirada del portero rival y desato la locura de tres millones de personas.

Uruguay salió al campo a ganar desde el primer minuto, jugó la final como debía jugarla y se consagró campeón del mundo sub-20 por primera vez en su historia. Otro trofeo para un escaparate envidiable.

– Archivo técnico:

1. Uruguay: Randall Rodríguez; Rodrigo Chagas, Sebastián Boselli, Facundo González, Alan Matturro; Fabricio Díaz, Damián García; Luciano Rodríguez (m.96, Santiago Homenchenko), Franco González, Juan Cruz de los Santos (m.91, Ignacio Sosa) y Anderson Duarte (m.62, Andrés Ferrari).

Seleccionador: Marcelo Broli.

0. Italia: Sebastiano Desplanches; Richardo Turicchia, Gabriele Guarino, Daniele Ghilardi, Samuel Giovane (m. 90, Niccolò Pisilli); Giacomo Faticanti (m.46, Mattia Zanotti), Matteo Prati, Cesare Casadei, Tommaso Baldanzi (m.90, Luca Lipani); Simone Pafundi (m.55, Francesco Esposito), Giuseppe Ambrosino (m.55, Daniele Montevago).

Seleccionador: Carmín Nunziata.

Goles: 1-0: m.86, Luciano Rodríguez.

Árbitro: Juez Glenn Byberg. Amaba a Gabriele Guarino, Giuseppe Ambrosino, Fabricio Díaz y Matteo Prati.

Incidencias: Final del Mundial sub-20, disputada en el Estadio Único Diego Armando Maradona.